La Mariposa Monarca, una brújula animal

5/5 - (4 votos)

La Danaus plexippus es conocida comúnmente como la mariposa monarca. Es un género de lepidóptero muy conocido en todo el mundo, de hecho, puede ser considerada una de las mariposas más conocidas en norte América y es que su migración es uno de los mas esplendidos espectáculos de la naturaleza.

Desde hace muchos años se pueden apreciar un gran número de mariposas de color naranja con rayas negras, atravesando el cielo. Al acercarse la época del otoño la mariposa monarca con su pequeño tamaño de 8 a 10,5 cm y con un peso de tan solo 1 gramo; se dispone a aprovechar las pocas semanas (de 2 a 6 semanas) de vida con las que cuenta, para así poder alimentarse y reproducirse.

Monarca la mariposa brujula

De esta manera, realiza una gran migración que puede llegar hasta los 4200 km para poder soportar las bajas temperaturas que se aproximan con la llegada del invierno en su hábitat natural. Esta migración comprende la extensión que va desde bosques del sur de Canadá y la región norte de los Estados Unidos hasta el centro de México, específicamente en los santuarios que se encuentran en los estados de Michoacán y Estado de México.

Lugar que fue un misterio por muchos años, hasta que después de mucho esfuerzo y trabajo de investigación, para el año 1975 un Zoólogo Canadiense llamado Fred A. Urquhart, en compañía de Brugger Kenneth y Sánchez Castañeda Rafael, descubrieron que una franja de la sierra Madre Oriental que limita los estados Michoacán y de México, en un conjunto de Quebradas de 2700 a 3300 metros de altitud, ofrecía un refugio para estas mariposas durante todo el invierno.

Las mariposas que son capaces de atravesar todas las pruebas que se le van presentando a lo largo de su recorrido, y que llegan a su destino final donde las temperaturas son mas cálidas, pueden llegar a sobrevivir  hasta nueve meses de vida, lo que sería doce veces más que cualquier otra mariposa en el mundo. De esta manera  estas generaciones son capaces de resguardar la especie.

¿Cómo es que logran las mariposas monarcas atravesar tantos kilómetros?

Son muchas las investigaciones que se han realizado a lo largo de los años, para determinar las características que hacen de la mariposa monarca una de las especies de mariposas viajeras más increíbles que se conocen.

Diversos estudios han demostrado que esta maravillosa especie de mariposa es capaz  de volar grandes extensiones con una orientación perfecta, con una velocidad aproximada de 15 a 45 kilómetros por cada hora, en la que utiliza una increíble brújula natural que con el sol, es apta  para combinar las horas del día con la posición del sol. La científica de la Universidad de Washington en Seattle, Eli Shlizerman quien es la autora de un estudio que fue publicado en Cell  Reports, indica que las mariposas monarcas utilizan una brújula solar, pero que la ubicación del sol no es suficiente para lograr la dirección adecuada, por lo que combinan esa información con las horas del día para saber a donde tienen que dirigirse.

Ya se han realizado muchos estudios con anterioridad en los que ha quedado demostrada la gran habilidad que tienen estas mariposas para recorrer muchísimos kilómetros utilizando de guía la luz solar y la posición que tiene el sol en determinado momento del día, de manera que di la mariposa debe viajar al sur oeste en horas de la mañana, toma como punto de referencia el sol a su izquierda, y si por el contrario debe viajar al sur oeste en horas de la tarde, utiliza como punto de referencia el sol a su derecha.

Y es que estas increíbles mariposas poseen unos formidables ojos que le permiten utilizar el sol como punto de referencia, además sus antenas están equipadas con un mecanismo de cronometraje molecular.  El científico Steven Reppert neurocientífico de la Universidad de Massachusetts Medical School en EE. UU, quien es copartícipe en el estudio liderado por la científica Shlizerman. Indica que no entienden cómo es que el reloj en su interior y la brújula solar de la mariposa monarca se conectan de tal forma en que su cerebro es capaz de recoger y procesar toda esa información, y orientar su fabuloso comportamiento de vuelo.

Para llegar a la solución de este enigma neurológico, un grupo de estadounidenses guiado por la Universidad de Washington, diseño un modelo matemático, en el cual se implementaron un conjunto de ecuaciones con las que se puede componer la actividad neuronal en las mariposas. Luego de hacer una evaluación de las valoras de descarga de las neuronas situadas en los y ojos y las antenas, estos científicos extrapolaron  como las neuronas eran capaces de interactuar entre ellas en un modelo simple. De manera que realizaron ecuaciones que muestran si un ángulo fijo de vuelo era el correcto o  si por otro lado la mariposa requería de una guía hacia la derecha o hacia la izquierda con la finalidad de dirigir su vuelo al suroeste.

El modelo que fue utilizado era capaz de reproducir las conductas de vida de la mariposa monarca en su estado natural, y entre las conclusiones los científicos pudieron deducir que existe un ángulo que separa el campo visual de la mariposa, el cual realiza un cambio de posición en el transcurso del día y les permite marcar un punto de referencia del cual partir para realizar una rotación de manera completa o volver a orientarse sola, según los científicos esto es lo que les permite mantener el control sobre si deben dirigirse hacia la derecha o la izquierda en su recorrido.

Todavía quedan muchos estudios que realizar, para así definir como  las mariposas monarcas poseen la  manera de determinar lugares geográficamente; un sentido de orientación que   se puede observar de generación en generación.

Lo que sí ha quedado claro es que la mariposa monarca es uno de los más increíbles insectos de la naturaleza con unas características que la hacen una mariposa viajera superior a muchas.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.