Cojines de Mariposas

 

Los cojines son lo más parecido que hay a las almohadas, y se pueden encontrar de múltiples tamaño, colores y figuras, se pueden rellenar de goma espuma, algodón, de lana, de poliéster y las más costosa son rellenas de plumas. Con un cojín puedes sentarte, arrodillarte, suavizar superficies duras.

Con los cojines podrás adornar lo que desees, si acabas de adquirir un inmueble o posees un local y sientes que le falta darle tu toque personal con un cojín puedes cambiar la apariencia de tu sala, tu comedor o tu dormitorio, cualquier objeto decorativo que complemente tu espacio es válido, solo necesitas dejar volar tu creatividad.

Historia

La historia del cojín viene de tiempos muy remotos, proviene principalmente de palacios, grandes casas de la edad media y de la cultura árabe, lo cual era utilizado como adornos de camas y sofás con fundas de cuero o fundas suficientemente firmes para que sirviera sentarse en el suelo.

También proviene de Asia, china y también al budismo ya que según las historias, el primero en utilizar el cojín fue Buda, lo cual en estos tiempos todavía se practica y se conserva la tradición en la práctica de la meditación.

En la Actualidad

Los cojines llegaron para quedarse, ya que se han convertido en un elemento básico e imperdibles de cualquier decoración, por supuesto varían según la tendencia y moda del momento.

En los años 20 y 30 la franquicia Deco nos sorprendió con estampados de pieles de animales como cocodrilos, cebras, leopardos así como también de las diferentes formas geométricas y el nunca pasado de moda animal print que sigue siendo el favorito de muchos.

Los cojines son tan lindos y le dan tanta forma a tu espacio que si lo imaginas puedes crearlo desde el más complejo hasta el más simple, si estás pensando en obsequiar uno a una mujer te recomendamos un cojín de mariposa por eso en este artículo te explicamos cómo hacerlo.

¿Por qué comprar Cojines de Mariposas?

A parte de mejorar la comodidad de tu inmueble, los cojines de mariposa son un gran complemento para decorar que le proporciona vistosidad y alegra cualquier rincón donde se ponga.

También debes tener en cuenta que las mariposas están llenas de colores muy vivos lo que lo hace un complemento ideal de transformación, si siente que cada vez que entras a tu espacio favorita percibes que necesita de algo, con unos vistosos y lindos cojines de mariposa lograras el cambio que tanto estas buscando.

Como hacer un cojín de mariposa

Es importante que tengas en mente tu diseño de cómo quieres que se vea tu espacio, una vez que tengas una idea, visita las tiendas de telas de más te gusten y elige. Encontraras telas para cojines vintage con mariposas, fundas de cojines de mariposas, telas estampadas con mariposas.

Una vez hayas elegido la tela de tu agrado, debes elegir el relleno que más te guste, hay una gran variedad de relleno en el mercado, desde el más económico, como la goma espuma, relleno de poliéster etc. Hasta el más costoso, como las plumas y el relleno anti- alérgico, elige el que más te convenga según tu disposición.

Además de las telas que elijas los demás materiales que necesitas son: Alfileres, hilos ten en cuenta que debe ser del mismo color de la tela o lo más parecido posible, tijeras, tela de forro (para forrar tu cojín) y cualquier cosa que desees para decorar como botones, cintas, tira bordada, lentejuelas, sesgo, etc.

Como confeccionarlo

Lo más sencillo que puedes hacer para que se te facilite marcar y cortar la tela es que hagas o compres el patrón del cojín de mariposa o el cojín que desees con la tela de mariposa.

 

Es esta oportunidad haremos uno usando un cuadrado con las medidas de 42 x 42 cm (recuerda dejar los 2 centímetros para las costuras) márcalo en un papel, una vez listo esto lo utilizaremos como plantilla, para marcar y cortar la tela.

Una vez que tengas listo el patrón procedemos a marcar la tela con un lápiz especial para marcar telas, recuerda siempre por el revés de la tela. Y las veces que desees según la cantidad de cojines que desees hacer, para cada cojín necesitaras dos caras, es decir, dos cortes del patrón.

Debes sujetar el patrón para evitar que se te mueva sobre la tela para eso colócale una buena cantidad de alfileres, si deseas asegurarte que el corte que realizas es recto con respecto a la tela, coloca el patrón paralela al orillo de la tela

Una vez que tengas la tela marcada, procede a cortarla con tijeras especiales para telas, hazlo despacio y sin prisa, recuerda mantener y seguir las líneas que has marcado para que el cojín tenga buena forma.

Cuando tengas el patrón cortado es el momento de coserlo, para coser las dos caras del cojín es decir une derecho con derecho de la tela, sujeta la tela con alfileres y procede a bastear (bastear no es más que dar una puntadas largas por todo el borde de las dos telas para mantenerlas unidas antes de pasarla por la máquina de coser).

Una vez basteada, inicia a coser el cojín con la máquina de coser, seleccionada una puntada recta de la maquina teniendo en cuenta los cms de espacio para la costura y cose tu cojín, no te olvides al iniciar y terminar la costura dar las puntadas de refuerzos para asegurar que no se vayan las costuras.

Cuando llegues al cuarto y último lado del cojín, sino deseas ponerle cierre debes coser la cuarta cara entera exceptuando unos 10 cms que debes dejar sin coser para tener espacio de rellenar el cojín.

Pero antes de rellenar dale la vuelta al cojín para que queda al derecho y procede a rellenarlo con lo que tengas a tu disposición, una vez que este relleno, cierra la apertura de los 10 cms con unas pequeñas y discretas puntadas a mano, trata que quede lo más invisible posible para que luego no se note.