Mecanismos de defensa de las mariposas y orugas

Al igual que la mayoría de los seres vivos, las mariposas son animales que tienen métodos de defensa en contra de los depredadores. Aunque son animales bastante frágiles, las mariposas y las orugas tienen mecanismos de defensas muy complejos y únicos y algunos de estos no se ven en otras especies del mundo, es decir, son únicas de las mariposas.

Las características que estas presentan son únicas de una especie o subgénero de mariposas, por lo cual será necesario mencionar algunas mariposas en específico en vez del mecanismo defensivo.

Estos son los métodos de defensa más curiosos de las mariposas y orugas.

Olores desagradables

Algunas especies de mariposas y orugas segregan olores fuertes y fétidos mediante glándulas especiales. Dichos olores son capaces de alejar a la gran mayoría de los depredadores. Este sería el caso de la oruga de la mariposa cebra, la cual expulsa un fuerte olor al sentirse amenazada. Una de las principales amenazas que enfrenta esta oruga, es el de las avispas parasitarias, las cuales buscan depositar en ellas sus huevecillos que al hacer eclosión se alimentan de la oruga de adentro hacia afuera.

Este mecanismo es muy efectivo especialmente contra otros insectos, debido a que una gran mayoría de insectos tienen un olfato desarrollado, el hecho de desprender un aroma fuerte y desagradable lo hace un excelente mecanismo defensivo.

Mimetismo y camuflaje

El mimetismo es uno de los métodos defensivos más usados en el mundo natural. De hecho, una gran variedad de animales lo utilizan, y el hecho de que las mariposas y orugas lo hagan no es ninguna sorpresa. Pero las maneras que estas han hallado de hacerlo son muy peculiares.

Uno de los métodos de mimetismo más peculiares es el de la oruga de la mariposa cometa gigante. Este pequeño animal se asemeja a los excrementos de los pájaros, haciendo pensar mejor a los posibles depredadores en si quieren comérsela o no.

El caso de la mariposa pavo real también es peculiar. Al sentirse amenazada, esta mariposa abre sus grandes alas, al hacerlo se muestran dos ocelos falsos, los cuales se asemejan a los ojos de depredadores, llegando a confundir al atacante.

Pero uno de los casos de camuflajes más sorprendentes de todos, es el de la mariposa de cristal, la Greta oto. El camuflaje de esta mariposa es sencillamente asombroso, la mariposa de cristal, como lo indica su nombre, es de un color casi transparente. Logra esto debido a que el tejido que se encuentra en sus alas no es capaz de absorber la luz y mucho menos dispersarla, por lo que puede pasar desapercibida para la gran mayoría de los depredadores.

La mariposa hoja de roble o Kallima inachus también es muy particular. Como lo indica su nombre, esta se asemeja a las hojas del roble, haciendo que, al quedarse totalmente inmóvil, el depredador dude de esta.

La larva de la polilla esmeralda ondulada o Synchlora aerata la cual se mimetiza completamente con las flores de la planta  Achillea millefolium. Este resulta ser un mimetismo tan efectivo que la oruga, al quedar inmóvil, pasa completamente desapercibida.

Otra oruga capaz de mimetizar a depredadores es la oruga de Hemeroplanes triptólemo la cual al incorporar una parte de su cuerpo, se asemeja a la cabeza de una serpiente, espantando así hasta al más atrevido de los depredadores.

Pelo urticante

Este mecanismo es más común en las orugas que en las mariposas, aunque hay algunas especies de mariposas que lo tienen. El pelo urticante es una vellosidad que posee toxinas y bacterias irritantes. Este mecanismo es simple, al tocar al animal, se irrita la piel y comérselo solo garantizaría que el depredador pase uno de los peores momentos de su vida.

Este es un mecanismo de defensa activo, es decir, que siempre estará presente en la oruga y/o mariposa, esté amenazada o no.

Algunas mariposas que utilizan estos métodos son las Eupterotidae y las orugas de la familia Notodontidae.

Asociación con hormigas

Este método es utilizado por una gran parte de las orugas de la familia Lycaenidae y es bastante simple, la oruga segrega un líquido de sabor dulce, el cual a las hormigas les gusta. Al verse amenazada por otros depredadores, la oruga prácticamente no tiene que hacer nada, ya que las hormigas saldrán en su defensa.

Veneno de las Mariposas: mito o realidad

El veneno es uno de los más efectivos métodos que poseen las mariposas, ya que le da un sabor repugnante y efectos secundarios al depredador. El veneno es adquirido la mayoría de las veces en la etapa larval, debido a que las larvas comen plantas tóxicas. Las toxinas de estas van al cuerpo de las larvas y permanecen allí toda su vida. Aunque también hay casos de mariposas que durante el apareamiento aportan veneno a sus huevos.

De hecho, hay mariposas que no cuentan con depredadores naturales gracias a esto, como el de la mariposa gota de sangre y la Papilio antimachus cuya única amenaza es el ser humano.

La mariposa más grande del mundo, las alas de pájaro cuentan con este mecanismo, el cual genera vómitos a sus depredadores.

La mariposa más famosa del mundo, es decir, la mariposa monarca también es venenosa, lo cual es una gran protección para su larga migración.

Mariposa tigre

Esta especie es bastante peculiar, porque desarrolla varios sistemas defensivos, tanto en su etapa larval como en la adultez.

Cuando es una oruga, la larva adquiere dos apariencias, primero se asemeja al excremento de las aves, luego de un tiempo la oruga desarrolla una serie de manchas semejantes a ojos de serpientes, logrando escapar así de sus depredadores.

Al llegar a la adultez, como no es venenosa, se asemeja a la mariposa del pipevine, ya que este si es una especie venenosa. Es decir, no es venenosa, pero se le parece…

Mariposas Morpho azul

Las mariposas Morpho son una familia muy peculiar, pese a su gran belleza, tienen costumbres muy contrarias a lo que pensaríamos.

Al no poseer muchos mecanismos defensivos, dependen de su manera de escape. Al volar de manera errática, el depredador no puede hallar un punto fijo en donde atacar, si esto no funciona, también pueden posarse en algún sitio, la forma en que estas tienen sus alas y su coloración confunde al depredador, dando la sensación de que esta aparece y desparece.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.