Cuento de Chuang-Tzu: El Sueño de la Mariposa

Sueño de la mariposa
4.3/5 - (6 votos)

La parábola: Sueño de la mariposa de Chuang Tzu, nos relata el cuento de un hombre que soñó que era una mariposa, estaba confundido por su transformación y no supo qué hacer hasta que se encontró con otras mariposas que le dieron la bienvenida y le enseñaron a volar y a vivir como una mariposa, pronto se dio cuenta que era libre, era feliz por primera vez en su vida, porque podía volar cerca al cielo y amó mucho  su apariencia y nueva vida,  sin embargo cuando despertó sus dudas aparecieron y se preguntó sí era un humano que soñó ser mariposa o mariposa que está soñando ser humano.

 

¿Quién fue Chuang Tzu?

Zhuangzi o Zhuang Zi, también llamado Chuang Tzu, Chuang Tse o Chuang Zi; siglo IV a.C.) fue un filósofo chino considerado uno de los más peculiares pensadores orientales. Fue sin duda el más dotado de los prosistas de todo el período Chou. Intérprete de la doctrina naturalista, dirigió los más agudos ataques a Confucio y a su escuela en un estilo lleno de donaire, de irrisión y de irresistible sarcasmo, pero, al mismo tiempo, de una extremada belleza expresiva. Tal fue la razón de que mereciera ser admirado por todos los estudiosos chinos, incluso por aquellos que no compartían sus ideas. Lo que en Lao Tse se expresa con epigramas, es explicado por Zhuangzi mediante ágiles ensayos, llenos de anécdotas y de fábulas fantásticas.

sueño de la mariposa

 

La historia que Chuan Tzu relató traducida al español dice así:

“Érase una vez, yo, Zhuangzi, soñé que era una mariposa, revoloteando de aquí para allá, a todos los efectos una mariposa. Sólo era consciente de mi felicidad como una mariposa, sin saber que era Zhuangzi. Pronto desperté, y allí estaba yo mismo de nuevo. Ahora no sé si yo era entonces un hombre soñando que era una mariposa, o si ahora soy una mariposa, soñando que soy un hombre. Entre un hombre y una mariposa hay necesariamente una distinción. La transición se llama la transformación de las cosas materiales”.

 

Todas las concepciones que podemos tener de la vida son totalmente únicas y significativas según el aprecio que le tengamos, porque así como Chuan Tzu soñó que era una mariposa y al despertar ignoraba si era él que había soñado que era una mariposa, o si era una mariposa que soñaba ser Chuang Tzu.

 

Concepciones del mundo ante el cuento de Chuang Tzu

La concepción del mundo surge en el proceso de la actividad históricamente concreta de los hombres y, una vez surgida adquiere enorme importancia en su vida cotidiana. Es decir, situaciones que por pequeña que sea, algo significativo puede ser para alguien.

Tal importancia estriba en que al definir la concepción general sobre el mundo y las leyes que lo rigen, condiciona también con ello las propias relaciones entre el hombre y el medio ambiente.
En la sociedad de clases no hay ni puede haber una concepción única del mundo. Cada clase, según la posición que ocupe en la sociedad, elabora una determinada concepción sobre toda la realidad circundante, apoyándose, además, en el nivel alcanzado por las ciencias.
Si es una clase que mira hacia adelante, que defiende el progreso y que utiliza toda la cultura acumulada anteriormente en interés del ulterior desarrollo de la sociedad, su concepción del mundo será una concepción avanzada.
Y, por el contrario, si es una clase que mira hacia atrás, que trata de detener el progreso social y que utiliza los conocimientos acumulados en perjuicio del desarrollo social, su concepción del mundo será una concepción reaccionaria.

sueño del a mariposa


¿Pero en qué se relaciona esto con una parábola? Pues la respuesta es sencilla, el ser humano desea, aspira y se pierde en sus anhelos,  el no saber si se es un humano que soñó ser mariposa confunde la realidad de ser un humano o de ser una mariposa, claro no es palabras literales sino figurativas. 

Todos decidimos que llevar en nuestros pensamientos, nadie puede hacer que cambien, la única persona que tiene el poder de desviar las ideas y centrarse en otras, cambiar la manera en la que se piensa, es uno mismo. 

 

Interpretaciones del sueño de la mariposa de Chuang Tzu

Según la “hipótesis de confusión”, el mensaje de la anécdota del sueño de la mariposa de Chuang-tzu es que en realidad no despertamos y por lo tanto no estamos seguros de nada – en otras palabras, pensamos que hemos despertado pero en realidad no lo hemos hecho.

Según la “hipótesis de la transformación sin fin (externa)”, el significado de la historia es que las cosas de nuestro mundo externo están en un estado de transformación continua, de una forma a otra, a otra, etc

 

En resumen…

 Chuang-Tzu junto a Lao Tzu se consideran los padres del taoismo, quienes recuerdan a veces a los filósofos presocráticos; otras, a los cínicos, a los estoicos y a los escépticos. Lejos de perderse en las especulaciones metafísicas del budismo, los taoístas no olvidan nunca al hombre concreto que, para ellos, es el hombre natural. Sus emblemas son el pedazo de madera sin tallar y el agua, que adquiere siempre la forma de la roca o del suelo que la contiene. El hombre natural es dúctil y blando como el agua; como ella, es transparente. Se le puede ver el fondo y en ese fondo todos pueden verse. El sabio es el rostro de todos los hombres.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.